EL ENTIERRO

Al entierro de su juventud acudió puntual la Macroeconomía, con un vestido negro con hipotecas bien ceñidas, ipecés desmesurados y recortes impúdicos en el escote. Le acompañaban la Mala Salud, con sus ostentosos achaques de tos, y las Preocupaciones. En medio del luto, cabizbajo, metió las manos en los bolsillos. Sus dedos acariciaron algo. Al […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.