Nuevos emprendimientos con poco rendimiento

301 Moved Permanently

Moved Permanently

The document has moved here.

Para el nuevo periodista, o aspirante a serlo, ha llegado el momento de pasar hambre. O si quiere dedicarse a esto, de aprender a compatibilizar el periodismo más riguroso, independiente y romántico con su trabajo como cajero en el Mercadona. Los cuatro participantes en la charla sobre nuevos emprendedores en el sector dejaron un poso de incertidumbre en lo tocante a la economía del sector.

Fundación Nuevo Periodismo IberoamericanoCarlos Serrano presentó algunas conclusiones del “primer informe sobre tendencias de los emprendimientos” auspiciado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. De todo el portafolio de datos basta con entresacar un par de ellos para darse cuenta de por dónde van los tiros.

Menos de la mitad de los emprendedores hizo un plan de viabilidad previo”. Preocupante, sobre todo porque Serrano se refería a empresas nativas de Internet, que pretenden ser profesionales del sector pero que además no pertenecen a ningún grupo mediático anterior a ellas. Han encuestado a 54 en toda Sudamérica.

El segundo dato preocupante es que su promedio de visitas es 1.917 usuarios únicos. Ínfimo para pensar en una supervivencia económica a medio plazo.

Tampoco han buscado otras fórmulas de financiación, complicadas de hallar, y en lo demás, un poco lo esperado. Mucho uso de las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, y relevancia de los buscadores para darse a conocer. A través de esas dos vías reciben más tráfico que el que viaja directamente a la página.

Un punto positivo que extraen, y que curiosamente engarza con todas las conferencias anteriores es este: “las estrategias que más resultado les han dado son la generación de contenido propio de calidad y contar con colaboradores de alto nivel”.

Cuarto PoderDespués llegó el turno de Félix Bornstein, que leyó su primera intervención de cabo a rabo. La página a la que representa, Cuartopoder, es una empresa peculiar. “Somos 22 personas que han formado una sociedad. Empezamos a escribir sin cobrar y sin saber cuándo lo haríamos. No hacemos periodismo ciudadano y somos profesionales del oficio con la suficiente experiencia. Casi todos colaboramos con otros medios y podíamos permitirnos esperar [para ganar dinero]”.

¿Lo hacen a día de hoy? ¿Ganan dinero con su página? ¿Podrían vivir de ello? No. Él mismo lo admite. “Tenemos seis anunciantes y los contratos son buenos Tenemos una estructura de empresa muy limitada y con un gran capital humano. A largo plazo solo podremos sobrevivir si tenemos más calidad de la que tenemos, incorporamos nuevos blogueros, y que cobren y bien, porque la gente quiere cobrar bien. Y para eso necesitamos que la empresa sea flexible y prospere”, advierte.

Frontera DTurno ahora para Alfonso Armada, que lidera FronteraD, una página en la que tienen cabida, por ejemplo, las virtuosidades de Sergio Caro, un tipo altamente recomendable por sus trabajos periodísticos en Internet. “Nuestra situación económica es francamente crítica”, dice. Sin ambages. No hay dinero, así que como él mismo explica “muchos buscan sus habichuelas fuera de FronteraD”. Y de nuevo, como en el caso que explicaba Bornstein, “nadie cobra, hay dos o tres salarios cuando se cobra”.

Armada cree que la solución pasa, como en el caso de New Yorker, por “organizar actividades paralelas a la propia revista, como hacen New Yorker o El Malpensante”, o por crear un formato en papel con una distribución a la carta como Orsai.

Kilómetro77.comPor último, el panorama que pintó Javier Moltó, de Kilómetro77.com, no es mucho más alentador. “Creamos kilometro77.com, una web de coches, con el objetivo de informar sobre coches con absoluta independencia. Sin la necesidad de cumplir una cuenta de resultados. Para hacer un periodismo o una información seria en los próximos años habrá que buscarse otras formas de ingresos”, dice a modo de introducción.

Plantea entonces una disyuntiva que suena a romanticismo, pero de difícil aplicación práctica. “Para quienes trabajan en la empresa el emprendimiento también consiste en luchar con las propias estructuras de la empresa, romper las paredes para que me dejen informar con rigor de todo lo que quiera. Y si la empresa tiene compromisos con la publicidad para pagar mi nómina, yo los tengo con mis lectores para informarles bien”.

Admite Moltó que el precio de los anuncios es un lastre. Y lamenta una situación tan estrambótica como la que se da en su propio mercado. “Lo ideal sería que los lectores pagaran por esa información porque nos daría independencia. En España cualquier comprador de coche se gasta 20.000 euros en el coche pero no destina 10 euros a informarse previamente”.

Comparte y disfruta
    Comments
    One Response to “Nuevos emprendimientos con poco rendimiento”
    Trackbacks
    Check out what others are saying...
    1. […] exponer que el promedio de visitas de estas páginas web es de 1917 usuarios únicos (el dato es de PeriodismoCuartoB)…¿esperemos que haya querido decir […]



    Leave A Comment

    POR MESES

    enero 2017
    L M X J V S D
    « Jul    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  

    ARCHIVOS

    LICENCIA

    Colocar

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.