Tú no, amigo. Tú no

Las noches televisivas son surrealistas. Ya no se conforman sólo con esos pretendidos concursos en los que alguien te pide que respondas a una pregunta chorra, del estilo de “adivina el color del caballo blanco de Santiago”, al tiempo que te conmina a llamar “cuanto antes” para ganar una morterada. Ahora también venden consoladores y bolas chinas, por ejemplo (Localia es un filón).

El caso es que anoche un señor con barba trataba de vender, “queridas amigas”, un consolador, vibrador o “manolito a pilas”, que era lo más de lo más del divertimento sexual. Ya no necesitas ni al novio, ni al marido, ni a nadie. ¿Y por qué? Pues muy sencillo. “¿Véis esta protuberancia?”, decía el de la barba. “Pues permite que durante la penetración se estimule nuestro clítoris”. ¿Nuestro? Querido amigo de la barba, siento ser yo quien te lo diga, pero tú no, compañero de sexo. Tú no tienes clítoris. Por más que lo busques.

Comparte y disfruta
    Leave A Comment

    POR MESES

    diciembre 2015
    L M X J V S D
    « nov    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

    ARCHIVOS

    LICENCIA

    Colocar