Tú no, amigo. Tú no

Las noches televisivas son surrealistas. Ya no se conforman sólo con esos pretendidos concursos en los que alguien te pide que respondas a una pregunta chorra, del estilo de “adivina el color del caballo blanco de Santiago”, al tiempo que te conmina a llamar “cuanto antes” para ganar una morterada. Ahora también venden consoladores y bolas chinas, por ejemplo (Localia es un filón).

El caso es que anoche un señor con barba trataba de vender, “queridas amigas”, un consolador, vibrador o “manolito a pilas”, que era lo más de lo más del divertimento sexual. Ya no necesitas ni al novio, ni al marido, ni a nadie. ¿Y por qué? Pues muy sencillo. “¿Véis esta protuberancia?”, decía el de la barba. “Pues permite que durante la penetración se estimule nuestro clítoris”. ¿Nuestro? Querido amigo de la barba, siento ser yo quien te lo diga, pero tú no, compañero de sexo. Tú no tienes clítoris. Por más que lo busques.

Leave A Comment

POR MESES

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

ARCHIVOS

LICENCIA

Colocar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.