Adverbiemos, que es en mente

“Es un cruce regulado semafóricamente“. Así se despachó hace poco una locutora de radio hablando de un problema de tráfico a causa de unas obras. ¡Qué fácil es adverbiar! Se añade un sufijo en mente por aquí, se corta la palabra una letrita por allá y listo, adverbio al canto.

Por de pronto, en el diccionario no existe tal adverbio, y el panhispánico de dudas ni siquiera lo contempla. Aun en el supuesto de que fuera correcta, suena horrorosa-mente. Mejor decir “un cruce regulado con semáforos”. O como decía mi hermano cuando tenía dos añitos, “semáfaros”. No dejaba de tener su lógica, por lo de las luces.

Comparte y disfruta
    Leave A Comment

    POR MESES

    diciembre 2015
    L M X J V S D
    « nov    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  

    ARCHIVOS

    LICENCIA

    Colocar